OSTEOPOROSIS


Osteoporosis: No es sólo una preocupación de ancianos

de David Fitz-Patrick, M.D., Endocrinología

 

La importancia del calcio recibe atención masificada ahora que la generación del baby-boom llega a la menopausia. Pero la lucha contra la osteoporosis comienza mucho antes de la mediana edad, y es una lucha que vale la pena.

El deterioro óseo de la osteoporosis afecta la mitad de las mujeres estadounidenses mayores de 45 años, y al 90% delas mujeres mayores de 90 años. El 80% de los 25 millones de víctimas de la osteoporosis de EE.UU. son mujeres. La osteoporosis aumenta gravemente el riesgo de romperse huesos o sufrir fracturas de compresión espinal que causan dolor de espalda, pérdida de estatura y jorobas. La osteoporosis es la causa de unas 250.000 fracturas de caderas en los EE.UU. cada año, de las cuales un 20% provocan la muestre a través de sus complicaciones, y un 25% de los supervivientes requerirán la asistencia de enfermeros de allí en adelante.

Muchas mujeres son inconscientes de que el estado de sus huesos en edades avanzadas está afectado por la ingestión de calcio de su vida hasta el momento. Nuestros huesos, que desprenden y renuevan el calcio a lo largo de la vida, acumulan densidad durante la infancia y la adolescencia. Después, durante el principio de la edad adulta el calcio es depositado y liberado en cantidades iguales. Cuando una mujer llega a los 35 años, comienza a liberarse más calcio del que se acumula, un proceso que se acelera con el declive de la producción de estrógenos en la menopausia.

Consumir suficiente calcio durante las primeras etapas adultas ayuda a crear huesos fuertes. Los efectos de la pérdida de masa ósea serán menos dramáticos. Esto es especialmente importante para las mujeres, cuya masa ósea es un 30% menos que la de los hombres. Los Institutos Nacionales de Salud recomiendan 800 a 1500 miligramos de calcio por día, dependiendo de la edad, y de si está embarazada o dando el pecho.

Los productos lácteos son los más altos en calcio. El mineral también se encuentra en salmón enlatado y sardinas con hueso, la soja y algunas verduras, como el brócoli, las espinacas y lechugas. Una taza de leche descremada por ejemplo contiene 300 miligramos de calcio, una taza de yogur natural descremado contiene 415 miligramos, y una taza de bok choy 252 miligramos. También se venden productos enriquecidos con calcio, por ejemplo zumo de naranja fortificado.

Muchas mujeres también se benefician de suplementos de calcio. Existen varios tipos de suplementos. Su médico le puede ayudar a encontrar el tipo más indicado para usted. Por regla general debe evitar los suplementos de calcio procedentes de concha de ostras y dolomitas, porque pueden estar contaminadas con plomo y arsénico. Además cantidades grandes de antiácidos de los suplementos pueden causar problemas. Las mujeres que tengan un historial de problemas de riñón deberían consultar con su médico antes de tomas suplementos de calcio.

El calcio se debe tomar en dosis pequeñas distribuidas a lo largo del día acompañadas por pequeñas cantidades de comida, y no de golpe o junto a una comida entera. Un poco de comida producirá suficientes ácidos del estómago para asegurar la absorción del calcio, sin crear competencia por la absorción con los otros minerales presentes en una comida completa.

Otras medidas que ayudan a prevenir la osteoporosis incluyen la terapia de sustitución de hormonas durante la menopausia, que tal vez sea el método más efectivo de prevenir la pérdida de masa ósea en mujeres de estas edades, ejercicio regular con pesas, caminar (caminar, a diferencia de correr, no gasta los huesos y las ligaduras), no fumar (fumar reduce los niveles de estrógenos, contribuyendo a la pérdida de masa ósea y menopausia adelantada), y limitar las bebidas alcohólicas a dos vasos por día.

Suministrado como servicio público por el l Premier Plan de S.M. la Reina y el Grupo Médico de la Reina. Este artículo es sólo para información general. Para consejo médico individual diríjase a su médico.

(Este artículo se publicó por primera vez en el Honolulu Advertiser el 21 de abril de 1997.)

Próximamente:

Vuelta a la página principal

Diabetes and Hormone Center of the Pacific
1329 Lusitana Street, #304
Honolulu, HI 96813-2411
Tel: (808) 531-6886 Fax: (808) 523-5115
mailbox3d.gif - 1.2 K Sus comentarios nos son gratos. Para cuestiones médicas, por favor dirígase a su médico.
© 1996 All Rights Reserved. David Fitz-Patrick, M.D.